Menú

Chistes de navidad

Un niño les escribe a los Reyes Magos una carta, y les pide 30 euros para comprarse unos zapatos en invierno porque con los que tiene pasa frío. La carta sin querer se abre y los carteros la leen. Al leer lo que pedía el niño, todos los carteros hacen una colecta y le mandan al niño 10 Euros.

Al cabo de unos días, los carteros reciben otra carta para los reyes magos. Esta vez la carta dice:

"¡Queridos Reyes Magos! Muchas gracias por el dinero. Pero la próxima vez no lo mandéis por correo, porque algún cartero se ha quedado con los 20 euros que me faltan".

Es el día de Navidad y el juez quiere ser menos duro con los ladrones ese día. En el primer juicio que tiene le pregunta a un acusado: “¿De qué se le acusa?”

-De haber hecho mis compras navideñas con anticipación.

-Hombre, pero eso no es un delito. ¿Con cuánta anticipación las compró usted?

-Pues… ¡¡antes que abrieran la tienda!!

Va un señor a comprarle el regalo de navidad a su hija a una juguetería y va a mirar las muñecas Barbies. Ve a la dependienta y le pregunta:

- Por favor, ¿cuánto vale esta Barbie Superstar?

- Cuesta 35 euro, señor.

- Ah, muy bien. ¿Y¿ esta de aquí?? ¿¿La Barbie Divorciada?

- Bueno, esa es un poco más cara. Esa vale 125 euros, señor.

- ¿Y eso? ¿Y por qué es mucho más cara que la otra?

- Pues porque va con la casa de Ken, con el coche de Ken....

¿¿Qué le regala Batman a su mamá??

Una BAT-idora

Dos niños hablando y uno le pregunta al otro:

- Oye, ¿tú sabes cómo se llaman los habitantes de Belén?

- Esto... ¿Belencianos? ¡¡No, no!! ¡¡BELENCEÑOS!!

- No, hombre,no. Se llaman “Figuritas”.

Dos locos están montando el árbol de navidad, y uno le dice al otro: “Avísame cuando se encienden las luces”.

Y el otro loco le contesta: “Ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no, ahora…”